Seleccionar página

A lo largo de nuestras vidas nos encontramos con personas que nos lastiman de distintas maneras; ya sea física, verbal o emocionalmente, pueden causar una herida profunda en nosotros, difícil de sanar.

Es muy importante decidir ver a estas personas y situaciones como algo que nos ayudó a crecer; es muy probable que de no haber sido por estas experiencias, no estaríamos dónde estamos hoy en día.

En lo personal, sé que es muy difícil ver estas situaciones como algo positivo y simplemente perdonar y dejar ir (peor si eres como solía ser yo, una persona orgullosa y rencorosa que solo miraba lo negativo en las cosas).

Con el pasar de los años me he dado cuenta que al guardar odio y rencor, únicamente me hacía daño a mí misma. Es por esto que opté por sanar cada herida poco a poco.

Así que, ¿cómo sanamos nuestras heridas?

Acéptalas como algo que te ayudó a crecer y avanzar. Perdona a la persona o la situación que te causó esta herida y déjala ir.

Pasa la página a un nuevo capítulo, sintiéndote orgulloso de ti por superar esto, y perdónate a ti mismo por haber elegido vivir con ese dolor o culpa por tanto tiempo.

En el video de hoy quiero compartir contigo un corto ejercicio para perdonar y dejar ir. También te daré un par de tips para pedir perdón a quienes has lastimado:

Da click para Tweetear: El perdón nos ayuda a crecer y a sanar.

Ahora, ¡me encantaría escuchar de ti! Cuéntame debajo de que otras maneras has logrado perdonar y sanar en tu vida.

Con todo mi amor,

¡Hola!

Soy Julissa y estoy aquí para enseñarte cómo vivir una vida más feliz, consciente y llena de amor.

También te puede gustar:

4 Tips De Relaciones Para Principiantes

Cómo Hacemos Para Viajar Tanto

Detrás de Cámaras: La Razón Por La Que Deberías Viajar Con Tu Pareja

Detrás de Cámaras: Amor En Los Alpes Suizos